martes, 25 de noviembre de 2014

Plantas Medicinales II

Por Rangel Osorio Hugo
Una planta medicinal es un recurso, cuya parte o extractos se emplean como droga medicinal en el tratamiento de alguna afección. La parte de la planta empleada medicinalmente se conoce con el nombre de droga vegetal, y puede suministrarse bajo diferentes formas galénicas: cápsulas, comprimidos, crema, decocción, elixir, infusión, jarabe, tintura, ungüento, etc
Acanto – Acanthus mollis: Contiene taninos y mucílago a los que debe sus propiedades cicatrizantes, aperitivas y emolientes. Se usa para tratar anginas y diarreas leves. Externamente se usa para picaduras de araña, quemaduras y contusiones.
Achiote – Bixa orellana: Sus propiedades medicinales no se han estudiado pero es un buen colorante para los arroces y otras comidas ya que es un colorante inofensivo.
Aguacate – Persea americana: La semilla y la cáscara del fruto contienen bactericidas por lo que se usa para infecciones del sistema digestivo y de la piel. No hay prueba científica de que combata la lombriz intestinal.
Ajo – Allium sativum: Una planta que se ha usado por siglos. Puede ser útil para bajar el colesterol, reducir la hipertensión y también puede ser un expectorante eficaz. Usos y propiedades del ajo
 Alamo temblón – Populus tremuloides: Se ha encontrado en el álamo temblón, también conocido como alamillo o álamo blanco, compuestos parecidos a los de la aspirina. Se usa para bajar la fiebre, aliviar dolores leves y reducir la inflamación.
Albahaca – Ocimum basilicum: En la odontología puede ser útil como anestésico local. Otros usos son para combatir las náuseas, gases intestinales y la disentería. También es muy buena para hacer infusiones para promover la salud del cabello.
Alfalfa – Medicago sativa: Es un buen alimento ya que es rica en nutrientes. Algunos dicen que puede curar el cáncer pero no se ha comprobado. También se usa en infusión para quitar el mal aliento.
Amapola de California – Eschsholzia californica: Para aliviar dolores de cabeza y de muelas. También es un somnífero eficaz que no tiene efectos secundarios como el opio.
 Anís – Pimpinella ansium: En grandes dosis es tóxica. En dosis medicinales es eficaz para aliviar cólicos producidos por gases intestinales. Hipócrates, el padre de la medicinal natural, la recomendaba para eliminar mucosidades del sistema respiratorio.
Berro – Nasturtium officinale: El berro tiene muchos nutrientes por lo que resulta un buen alimento. Se recomienda para combatir el nerviosismo y el reumatismo. Estudios recientes encontraron que los berros podrían reducir el riesgo de cáncer de mama.
Calabaza – Cucurbita pepo: Las semillas se han usado para combatir parásitos intestinales. Se ha comprobado que éstas contienen sustancias que destruyen al gusano sin afectar la mucosa del intestino.

Cardo santo – Cnicus benedictus: La herbolaria le atribuye propiedades anticonceptivas y anticancerígenas. Se recomienda para dolencias del hígado y el corazón y para combatir infecciones.


Por Rascón Castrejón Lizeth
Las plantas medicinales se han usado desde la más remota antigüedad como tratamiento para sanar y tratar las enfermedades que a lo largo de la historia el hombre a combatido, para que su salud no fuera mermada. En la actualidad, sus principios activos son los protagonistas de la mayoría de los medicamentos de las industrias farmacéuticas y de los más modernos estudios contra el cáncer como es el caso de la cúrcuma.
Hierba buena
La forma más común de usar la hierbabuena es haciendo infusión con sus hojas. De esta forma se ayuda a tratar los problemas de indigestión, gases intestinales y las inflamaciones del hígado, actúa sobre la vesícula biliar ya que activa la producción de la bilis, además alivia los mareos y dolores.
Contiene mentol como principal componente activo, pudiendo actuar directamente sobre los nervios que transmiten la sensación dolorosa, amortiguando así tal sensación. También contiene mentonafelandreno y limoneno.
Manzanilla- Anthemis nobilis
Contiene camazulenoflavonoides y lactonas e importante concentración del aminoácido triptófano, de muy ligeros efectos sedantes
Maíz, pelo de elote -  Zea mays
Padecimientos renales (calor, inflamación, piedras en la vejiga, orina retenida, riñón tapado, mal de orín), baja la presión arterial, control de la diabetes, padecimientos digestivos (dolor de estómago, estreñimiento, vómito), baja el colesterol
La infusión o maceración de semillas se usa para tratar afecciones gastrointestinales, colitis, disentería, estreñimiento, gastritis, inflamación, hemorroides, úlcera, cistitis, gonorrea, inflamación e infección urinaria, nefritis
Dolor de oído, reumatismo, tos, insomnio, lombrices, manchas, mala digestión, tuberculosis, resfriados, bronquitis, asma, estreñimiento, enfermedades del hígado y riñones, difteria, expectorante, gota, reumatismo, diabetes, diurético, antiespasmódico, antibiótico, afecciones cardiovasculares, colesterol, repelente.
Debilidad, colesterol, piel, laxante, dietas, lactancia.
Digestión, labios, nervios, convalecencia, debilidad, fatiga, labios secos.
Dolor de cabeza, respiración, estimulante, digestión, asma, asma nerviosa, diabetes, jaqueca, tos ferina, resfriados, abscesos, tumores, gota, memoria, depresión, fatiga, obesidad.
Dispepsias, disentería, debilidades intestinales, diarrea, calmante y relajante, regulador menstrual, infecciones, resfriados, antioxidante, diabetes, halitosis, dolor de dientes, afrodisíaco.
Tos, tumores, abscesos, embriaguez, ictericia, riñones, disentería.
Impotencia, debilidad sexual, enfermedades en los pulmones, lumbago, angina de pecho, gota.
Debilidad, afecciones bronquiales, bronquitis, asma, nerviosismo, riñones, reumatismo, tuberculosis, cólicos nefríticos, diabetes, hidropesía, vejiga, obesidad, inflamaciones de las articulaciones, impotencia, estreñimiento, tos, insomnio, calambres, desmayos, hidropesía, gripe, forúnculos y abscesos, hemorragias nasales, asma, lombrices, cabello, alopecia, infecciones, diurético, dolor de dientes, dolor de cabeza, dolor de oído, rinitis, resfriados crónicos, hígado, piel.
Estreñimiento, laxante, hipertensión, úlceras, menopausia, digestión, piel, manchas, labios, boca, circulación.
Gripas, resfriados, bronquitis, asma, anginas de pecho, afecciones de la garganta, tos, pulmonía, reumatismo.
Cálculos biliares, enfermedades del hígado, laxante, fiebre, piel, cicatrices, heridas, úlceras externas, labios partidos, pezones agrietados, estreñimiento, cicatrizante.

Por Reyes Marcial Diego
Una planta medicinal es un recurso, que se emplean como droga medicinal en el tratamiento de alguna afección. La parte de la planta empleada medicinalmente se conoce con el nombre de droga vegetal, y puede suministrarse bajo diferentes formas galénicas: cápsulas, comprimidos, crema, decocción, elixir, infusión, jarabe, tintura, ungüento, etc.
Elementos medicinales
En el metabolismo normal de todos los seres vivos, el organismo produce algunas sustancias a partir de los nutrientes obtenidos del medio. Entre los compuestos de la primera clase se cuentan los glúcidos y lípidos, aprovechados en la alimentación; los compuestos de uso terapéutico, por el contrario, corresponden normalmente a los metabolitos secundarios, y se obtienen sólo de organismos específicos.
Empleo
Una forma frecuente de empleo es la infusión, en que el principio activo se disuelve en agua mediante una cocción más o menos larga. Como la preparación de un café. Otras plantas se preparan en tinturas, se comen, se inhala el humo de su combustión, o se aplican tópicamente como emplastos o cataplasmas.

Por Ríos Palacios Selene
A continuación se describen las plantas más comunes:
Limón: Citrus aurantiifolia. Swingle (Rutaceae), contiene una furocumarina llamada isopimpinelina, la cual tiene un efecto fotodinámico, que sólo se activa en presencia de la luz solar; por eso cuando manipulamos alguna bebida o comida que tenga limón o rodajas de limón y nos exponemos al sol, se nos mancha la piel. A este tipo de mancha no se le debe aplicar ninguna crema, o ningún tratamiento, sólo hay que cuidar de no exponerse al sol, porque se activa u oscurece la mancha; generalmente suele desaparecer completamente a los tres meses.
Piñón: Jatropa curcas L (Euphorbiáceas), planta muy utilizada por la cultura popular, se le confieren propiedades mágicas. Su látex blanquecino contiene una toxoalbúmina llamada curcina, de sabor agradable; la semilla contiene la mayor cantidad de toxoalbúmina. Cuando los niños ingieren estas semillas presentan las siguientes manifestaciones clínicas: vómito y diarrea que se acompañan de dolores abdominales, luego hipotensión arterial, sensación de malestar, debilidad y trastornos respiratorios. En casos graves el paciente puede llegar al colapso, coma y muerte. El tratamiento que se debe seguir en este caso es realizar el lavado gástrico, administrar pequeñas cantidades de vino mezclado con partes iguales de agua para precipitar la toxoalbúmina, fluidoterapia, permitir que el paciente vomite, ya que muchas veces la acción emetizante del piñón favorece la eliminación del tóxico. Igualmente no tratar la diarrea, administrar antiespasmódicos y cuidados generales. Si el paciente ha sido tratado adecuadamente, su recuperación debe ocurrir dentro de las primeras veinticuatro horas.
Jabillo: Hura crepitans (Euphorbiáceas), planta que se encuentra ampliamente difundida en todo el país; su principio activo se encuentra distribuido en toda la planta: semilla, flor y látex, y está representado por dos toxoalbúminas: hurina y crepitina. El látex de esta planta causa inflamaciones de consideración cuando se pone en contacto con la piel y con los ojos. Las semillas de este árbol al ser ingeridas ocasionan fuertes dolores estomacales acompañados de vómito, diarrea, debilidad, disminución de la frecuencia respiratoria, hiporreflexia y convulsiones. De acuerdo con la intensidad del cuadro clínico puede ocurrir la muerte, pero si se atiende a la brevedad posible, el pronóstico es favorable.
Caña Muda: Difenbachia amoena (Araceae), los principios activos se encuentran en toda la planta, especialmente en las hojas; la savia es ligeramente lechosa e irrita la piel. El mayor porcentaje del principio activo está representado por el oxalato de calcio, el cual es sumamente irritante e hipersensibilizante, y por proceso de biotransformación se convierte en ácido oxálico el cual se presenta en forma de agujas cristalizadas y se acumulan a través de los canalículos renales produciendo una obstrucción mecánica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada